Uno de los más bellos parajes ubicados al norte de la costa del Perú, es la localidad conocida como “La Ciudad de la Eterna Primavera”, título que ostenta gracias a su población acogedora y a su clima soleado durante todo el año. Nos referimos a Trujillo.

Plaza de Armas de Trujillo de noche


Creative Commons License photo credit: Gusjer

Si viajar con dirección a Trujillo, una de las ciudades más importantes del país, tienes 2 opciones para llegar, partiendo desde la capital, Lima. Una, la más económica es a través de un viaje en auto por la Panamericana Norte durante un trayecto de alrededor de 7 horas. También puedes viajar en avión y volar 45 minutos.

Trujillo Peru
Creative Commons License photo credit: feserc

Una vez que hemos llegado hasta aquí no podemos dejar de visitar su bella Plaza de Armas, en pleno centro histórico, donde a sus alrededores encontraremos algunas antiguas construcciones que datan de la época de la Colonia y la República, y que por suerte se encuentran en muy buen estado. Como dato curioso te contamos que esta plaza fue mandada a construir por órdenes de San Martín de Estete en el año 1534.

Caminando por la plaza notarás que en una de sus calles se posa una fastuosa Catedral, la cual lleva en pie casi 400 años. Es muy recomendable dar un paseo nocturno por aquí ya que este edificio religioso se encuentra muy bien iluminado, lo que hace que destaque su arquitectura barroca.

Marinera
Creative Commons License photo credit: Miguel Vera

Entre las casonas más destacables encontramos a la Casa Urquiaga, también llamada Casa Calonge o Calonge Brindó. ¿Y por qué es tan importante este lugar? Pues porque antiguamente fue el lugar en donde pasó una temporada Simón Bolívar durante las acaloradas batallas de la Independencia. Al ingresar a la casa notarás que aún podemos encontrar un escritorio de fina madera, utilizado por el Libertador de América. Vale la pena mencionar que actualmente esta residencia es considerada como santuario cívico de la ciudad. Si te animas a visitarla debes dirigirte hacia la Calle Jr. Pizarro 446.

Otra casa de sumo interés es la Casa Bracamonte, ubicada en Jirón Independencia 441. Esta casa construida en el siglo XVIII, también albergó durante un tiempo a un personaje importante de la independencia de la zona. Nos referimos al Coronel José Maria Lizarzaburu.