El código postal conocido también como zip code, viene a ser una cadena de letras y/o dígitos adjuntados a una dirección determinada con el objetivo de ordenar o jerarquizar el correo. En un principio la república de Alemania se encargó de colocarlo en sus sistemas de correspondencia y giros en el año 1941, posteriormente, Inglaterra y Estados Unidos a comienzos de la década del sesenta empezaron a ser uso de su modalidad.

Algo muy cierto es que el código postal es de mucha utilidad ya que permite clasificar o catalogar los procesos operativos de selección, además de hacer más rápido y fácil la entrega de correspondencia, giros, encomiendas, ubicación de residentes, etc. evitando los clásicos errores por direcciones mal escritas.

La localización exacta y el orden direccional priman en el código al realizar sus funciones de envío y recepción. Su organización de los códigos postales determina sin problemas la zona de un envío dependiendo del estado, ciudad, urbanización, entre otros. Consta de cinco dígitos o letras que son usadas para destinar una dirección particular de forma ágil y directa.

A través de Internet podemos conocer muchos de los códigos postales del mundo.