Ubicada en una región privilegiada entre las aguas del Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo se encuentra el país de Marruecos, lugar que presenta una amplia variedad de regiones que causan contrastes en cuanto a paisajes, climas y estilos de vida. Es posible encontrar una gran influencia de culturas árabes y religiones como el Islam, siendo esto junto a los cambios que traen los tiempos modernos una muestra de los mencionados interesantes contrastes culturales con que cuenta Marruecos hoy en día. Para la mayoría de gente que suele viajar a Marruecos la experiencia puede resultar exótica y hasta aventurera debido a que no se trata de un destino turístico común y corriente, pese a ello este país cuenta con todos los servicios turísticos que necesarios para sentirse plenamente cómodo.

Entre los destinos más destacables de Marruecos encontramos a la capital de Rabat; a la ciudad de Casablanca y su fabulosa mezquita; a la ciudad de Fez, considerada como una de las ciudades medievales más antiguas del mundo; a la ciudad de Marrakech, donde destaca su plaza Djeema El Fna y sus mercados; la ciudad de Meknes; la ciudad de Ouarzazate; la ciudad de Tangier; la ciudad de Taroudannt y la ciudad de Tetouan y sus fabulosas playas.

También podemos conocer las playas de Agadir; las montañas beberes de Amizmiz; podemos practicar turismo rural en Chefchaouen; disfrutar de las costas de Essaouira; conocer el desierto de Merzouga y M’Hamid;y visitar Tinerhir.