Teherán, la capital de Irán, es un lugar lleno de misterios para la gente de países occidentales. La costumbre hace que la mayoría de estos países de clara influencia árabe ubicados en tierras desérticas de Asia (e incluso África) caigan en un cliché que cada vez se aleja más de la realidad. En el caso de Teherán todavía se puede encontrar la fuerte influencia islámica que ha tenido por siglos, además de una moderna infrestructura digna de toda capital moderna en el mundo.

Teheran, la misteriosa capital de Iran

Teherán se encuentra al lado norte de Irán, sobre una meseta bajo el monte Alborz. Se trata ni más ni menos del centro económico de toda la nación, teniendo a la gran mayoría de las importantes industrias del país dentro de sus territorios, siendo las más importantes las dedicadas a la textilería y las refinerías de petróleo. A nivel más artesanal es increible la gran oferta en cuanto a alfombras se refiere, se pueden encontrar a todo tipo de precios y estilos. Entre otros datos generales de esta ciudad se puede mencionar que cuenta con más de 12 millones de habitantes dentro de sus 18.635 kilómetros cuadrados. También es centro político de Irán y está dentro de las 20 ciudades más importantes de todo el mundo.