De la festividad del Día de los Muertos, sobresale la imagen de las clásicas calaveras mexicanas, seres que acompañan de manera gráfica esta fiesta. Para entrar en términos mucho más generales, las calaveras en México suelen ser mucho más que la simple imagen de esqueletos, también existen presentaciones literarias y gastronómicas oriundas de éste país que contienen este nombre.

La denominación de calavera también se utiliza para referirse a ciertas rimas humorísticas que relatan presuntos epitafios de gente todavía viva. En ellos los recitadores toman el rol de la muerte y comienzan a realizar bromas en tono poético sobre la vida y sucesos que le ocurrieron a la persona en mención. Uno de los puntos que nunca deben faltar en una calavera mexicana es la parte final, en donde se narra como es que la muerte terminará llevándose a la persona en cuestión a la tumba. Por lo general se pueden encontrar rimas que hablen de políticos o figuras públicas aunque también sirven como bromas entre amigos.