Considerada como uno de los destinos turísticos dentro de Alemania encontramos a la isla de Helgoland, ubicada en el Mar del Norte. Pese a ser en demasía pequeña (dos kilómetros cuadrados de longitud), Helgoland resulta muy interesante su visita debido a ciertas curiosidades y aspectos turísticos con que cuenta, para llegar a ella se necesita tomar un barco que demora dos horas tanto en la ida como en la vuelta. De seguro ni te imaginabas que Alemania podía tener una isla dentro de su posesión.

Helgoland: Pequeña isla de Alemania

Entre los destinos más destacables de la zona encontramos al Museo de Helgoland Museum, al Felswatt, al Lange Anna y al Lummenfelsen. Asimismo aquí tenemos la oportunidad de fotografiar paisajes y practicar escalada de roca.