Dentro de los continentes que conforman al mundo, Oceanía es el único que presenta a todos sus países como islas, siendo de todas ellas la más grande y popular Australia. Peso a ello se pueden encontrar pequeñas islas apartadas de las ciudades importantes de este continente que ofrecen una experiencia turística de lo más interesante, muchas de ellas apartadas y desconocidas del público en general.

Comenzando por las características básicas que ofrecen estas islas podemos encontrar un clima muy tropical de pocas nubes y siempre soleado, además no falta la vegetación digna de una selva virgen y un mar cristalino en tonalidad turquesa. Con todo esto resulta muy difícil encontrarse de mal humor rodeado de tanta belleza paisajística.

Las islas que son consideradas países son Australia, las Islas Cook, los Estados Federados de la Micronesia, las Islas Fiji, la Polinesia Francesa (Bora Bora, Tahiti y Moorea), Kiribati, las Islas Marshall, Nauru, Nueva Zelanda, Nueva Caledonia, Niue, Palau, Papua Nueva Guinea, Samoa, Islas Salomon, Tonga, Tuvalu y Vanuatu. También forman parte de Oceanía las Islas Samoa, Guam, Hawaii, Midway, e Islas Mariana de Estados Unidos, la Isla de Pascua de Chile, las Islas Pitcarisn, las Tokelau de Nueva Zelanda, Wallis y Futuna de Francia.