Entre las culturas ancestrales más representativas del continente americano, y porqué no, del mundo entero es muy resaltable mencionar todo lo referente a la cultura maya. Originaria principalmente de México, esta cultura albergo gran parte de su territorio, siendo los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo los más influenciados por parte de ella. También es posible encontrar rastros de la cultura maya en países cercanos de Centroamérica como por ejemplo Guatemala, Honduras, El Salvador y Belice.

Actualmente aún se puede encontrar en pie grandes construcciones arquitectónicas de esta cultura, la cantidad de palacios y templos ceremoniales pertenecientes a los mayas que se encuentran en buen estado son resaltantes así como los restos de ciudades son realmente imponentes. Arquitectónicamente serán recordados por sus famosas pirámides, centros religiosos y residencias de la nobleza maya; se caracterizan por presentar gran cantidad de niveles y una larga escalera que conduce a la entrada en lo más alto. Es posible encontrar a lo largo de los muros de estos lugares gran cantidad de pinturas y decoraciones con motivos religiosos y del día a día del pueblo maya así como también algunas esculturas de gran tamaño trabajadas en piedra.

Destacable también resulta la creencia religiosa de los mayas, ellos tenían una gran cantidad de dioses a los que dedicaban sus acciones del día, entre ellos se destacan nombres como Hunab Ku, el dios máximo; Kukulkán, señor de los cielos con forma de serpiente; Kakupakat, dios de la guerra; Ik, dios del viento; entre varios otros que regían la vida de este pueblo.

Se sabe de ellos gracias a la escritura que manejaron los maya, muy similar a la egipcia debido al uso de jeroglíficos pero con imágenes locales. Muchos libros mayas han sido destruidos por el paso del tiempo, aun así es posible conocer más de esta cultura en base a los que todavía se encuentran intactos.