Europa, el viejo continente, se caracteriza por presentar una buena cantidad de interesantes destinos turísticos dependiendo de la ubicación geográfica en la que uno se ubique; a diferencia de la creencia popular, cada país presenta atractivos diferentes entre sí además de una cultura única en su estilo. Por todo esto, se suele dividir a Europa en grandes grupos muy marcados debido a las diferencias en tipo de geografía, cultura e historia, así encontramos denominaciones cómo Europa del Este, Europa del Oeste, etc. Esta vez comentaremos más detalladamente acerca de Europa Central, espacio ocupado por países que están entre los Alpes y los Balcanes.

Los países que conforman la Europa Central cambian según factores geográfico o históricos, pese a ello se puede decir que los países conformantes son los siguientes: Austria, Alemania, Liechtenstein, República Checa, Eslovaquia, Suiza, Croacia, Hungría, Polonia, Eslovenia, Rumania, Ucrania, Lituania, Bielorrusia, Serbia y fracción norteña de Italia. Con tan solo apreciar sus nombres puedes darte cuenta que se trata países con ofertas turísticas diversas, un viaje por toda esta región europea es señal de conocimiento y entretenimiento cultural garantizado.