El periodo Neolítico se desarrolló entre Europa, Asia y África y en parte en América. Esta etapa del tiempo se situó entre los años 7000aC y 4000aC, y tuvo su origen en Kurdistán y tardíamente se difundió hasta Europa recién en los años 5000aC.

Del período neolítoco tenemos tres monumentos principales: Los Dolmenes que son sepulturas de una roca horizontal sobre dos o más verticales. Algunos dolmenes que puedes visitar en el mundo es el Dolmen de Pedra Gentil en Vallgorguina, Barcelona, España; el Gochang Dolmen de Corea del Sur; las Cuevas de Ajanta en Aurangabad en India; Rocha dos Namorados en Alentejo, Portugal; entre otros.

Los Menhires son monolitos verticales antropomorfos utilizados para rendir culto al sol. Algunos de los más emblemáticos son los Menhires de Chile, llamados Piedra del Sol; los Menhires Cantabros en España; el Gran Menhir Roto en la zona de Bretaña en Francia, el menhir de Klobuky en República Checa y los Menhires Tucumanos en Argentina por mencionar algunos.

También debemos mencionar a los Cromlechs que son un conjunto de los 2 anteriores (Dolmenes y menhires), donde destacan los cromlechs de Oyanleku en Oyarzun, Guipúzcoa, España y los Cromlech en Azerbaijan.

El monumento de Stonhenge es el principal monumento neolítico, se encuentra en Wiltshire, Inglaterra y se dice que fueron requeridas más de 30 millones de horas de trabajo, aunque no se sabe cuál es la verdadera función de éste complejo debió ser algo muy importante para que se invierta tanto trabajo y esfuerzo. Un enigma difícil de comprobar.