Como una nueva especie de turismo que cada vez se está volviendo mucho más destacable e intrigante para el público en general encontramos al denominado turismo antropológico, propuesta que representa una visión mucho más expansiva de la historia de las civilizaciones que ocuparon (y ocupan) el lugar a donde nos dirigimos. Se puede decir que más que fijarse en todo el sentido de lo que significa la antropología, se dedica esencialmente a la rama de la antropología cultural (también denominada social) la cual se dedica principalmente al aprendizaje de las culturas, las personas que las conforman y todas sus costumbres (política, social, creencias, etc).

El turismo antropológico permite relacionar las características naturales del lugar en que nos encontramos en relación al uso que le da la cultura social que ahí habita, de esta manera podemos realizar actividades junto a los pobladores que nos permitan conocer un poco más acerca de su forma de vida en contacto con la naturaleza o bien conociendo a través de la arquitectura de un lugar que data de épocas antiguas conocer las civilizaciones que alguna vez existieron ahí. Como puedes darte cuenta, las actividades del turismo antropológico están diseñadas íntegramente para el aprendizaje intelectual al mismo momento en que se conoce los mejores destinos turísticos de determinado pueblo o ciudad.