El turismo arquitectónico es una de las prácticas indispensables para todos aquellos amantes del arte en un sentido general, gracias a él se puede llegar a conocer el encanto de las ciudades de una manera de la que muchos viajeros obvian. Explayándonos un poco más en el tema, esta clase de turismo se dedica fundamentalmente a conocer los lugares más destacados en lo que se refiere a arquitectura de toda una ciudad, reconocer las influencias que marcaron el destino de toda una zona urbana o rural así como el apreciamiento de cada espacio en conjunto.

En el mundo, toda ciudad que se pueda visitar es un buen lugar para la práctica del turismo arquitectónico, claro, existirán algunas que presentan mayor número de atracciones turísticas que otras, pero el gusto está en saber apreciar todas las clases de detalles que abundan en el lugar que visitemos.

Europa y América son buenos lugares en donde poder practicar el turismo arquitectónico, estos continentes son en términos generales una mezcla de modernidad urbanística y tradición arquitectónica de siglos pasados, todo unido bajo la clase de cultura del país del que nos toque mencionar.

Entre los destinos destacables para practicar turismo arquitectónico encontramos a Madrid, Barcelona, El Vaticano, Perú, México y Argentina.