El día de hoy vamos a viajar a Bora Bora, un atolón ubicado en la zona denominada como Islas de la Sociedad, dentro de la Polinesia Francesa al norte de Tahití. Se trata de un pequeña isla de una extensión de 30 kilómetros cuadrados el cual cuenta con un origen volcánico teniendo incluso barreras de arrecifes en su costa.

Bora Bora: Una isla virgen en la Polinesia Francesa

Actualmente Bora Bora cuenta con menos de 10.000 habitantes, manteniendo todavía el encanto natural que caracteriza hasta a las islas vírgenes de la Polinesia. Siendo uno de los destinos más exóticos que se puedan hallar hoy en día en el mundo presenta puntos turísticos de lo más resaltantes, ya sea el área costera con playas de lujo que bien parecen salidas de un sueño o en lo alto del monte Otemanu, siempre habrá algo que conocer y de qué sorprenderse.

Bora Bora: Una isla virgen en la Polinesia Francesa

Como bien es fácil imaginarse, la principal actividad de donde Bora Bora obtiene ingresos económicos del turismo, estos gracias a los múltiples atractivos que se extienden hasta fuera de sus límites en tierra. Bien se puede optar por la práctica de actividades marinas como el buceo para conocer la flora y fauna marina o también se puede dar el caso de pasear por los islotes llamado motus que rodean a la isla, estos motus presentan gran vegetación además de la mayor cantidad de hoteles y apartados turísticos comerciales