Uno de los lugares más pintoresco del mundo son las islas ubicadas al sur del Océano Pacífico. Dentro de estas, Tahití, asentada sobre dos volcanes dormidos, resalta al ser la isla más grande la Polinesia Francesa y por su espectacular belleza.

Guia de Viajes a Tahiti

Conocida por ser la isla donde vivió el pintor francés Paul Gauguin, Tahití se caracteriza por estar rodeada de montañas, picos y peñascos rocosos de basalto, tener una nutrida vegetación y hermosas playas de aguas cristalinas, rodeadas de arrecifes de coral, que hace disfrutar a los turistas de un verdadero paraíso exótico durante su estancia en esta isla.

Algunos de los lugares a visitar es la costa oeste donde podrás encontrar el valle de la Punaruu, la llanura de los Orangers, el valle de la Vaihiria y las cuevas naturales de Maraa, conocidas como “la verdadera entrada a los infiernos”. Asimismo, si deseas dar un recorrido por la isla, puedes rodear Tahití empezando por la costa oeste, ya sea montado en una camioneta o sobre un caballo. Si vas en auto el trayecto demorará media jornada para completarse.

El paisaje de la isla de Tahití, también está rodeado de plantaciones de piña, pomelo, papaya, cañas de azúcar y bambú gigante. De esta manera, puedes contar con una visita al jardín botánico Harrison W. Smith.

Guia de Viajes a Tahiti

Por otro lado, si deseas ver el mar a profundidad puedes visitar en Lagonarium, que consiste en una gran burbuja de cristal dentro de una laguna, donde observarás peces de colores, tiburones y las tortugas marinas. También, puedes disfrutar de centros de submarinismo, donde verás comer a los tiburones durante una excursión en los arrecifes.

Igualmente, una visita al museo de Tahití y sus islas permite informar a los turistas de la historia de la Polinesia. Otros centros son el museo Paul Gauguin, que muestra las obras del pintor, y la galería de la bahía de Cook, con las exhibiciones de los pintores locales.

A su vez, la capital de la isla, Papeete, es como una pequeña metrópoli por ser una ciudad portuaria y moderna, que cuenta con hoteles y centros de esparcimiento, pudiendo visitar sus calles y realizar paseos marítimos.