Siendo siempre mencionado como uno de los estilos arquitectónicos más representativos en la historia del arte y arquitectura, la creación del estilo gótico en tierras francesas en el siglo XIII ha sido considerado una inspiración plena para toda etapa arquitectónica que vino luego. Como bien se sabe, la arquitectura gótica goza del resaltamiento de la ligereza del acabado de estructuras así como el aprovechamiento de la entrada de luz al recinto contrastando con la oscuridad interna.

Tuvo su mayor auge en lo que fuera la construcción de iglesias y palacios, creándose ostentosas catedrales durante su apogeo. También se puede hallar varios edificios públicos de Europa que poseen todo el encanto de este estilo, ejemplo de ello serían diversas universidades, edificios municipales y calles enteras.

Entre las más importantes arquitecturas góticas encontramos a:
• Catedral de Santa María de la Sede en Sevilla; Casa de Ciudad y Palacio de la Generalidad en Barcelona; Catedral de Tarragona; Catedral de Lérida; Catedral de Ávila; Catedral de Burgos; Catedral de León; Catedral de Toledo; en España
• Catedral de Chartes, Catedral de Soissons, Catedral de Reims, Catedral de Sens, Coro de la Basílica de Saint-Denis, Sante Chapelle y Catedral Notre Dame de París, Francia
• King’s College, Cambridge, Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, Abadía de Westminster, Catedral de Canterbury, Catedral de Lincoln, Catedral de Salisbury, Catedral de Durham y Cementerio de Highgate en Inglaterra
• Catedral de Siena; Catedral de Santa María del Fiore y Palazzo Vecchio de Florencia; Palacio Ducal y Catedral de Milán; en Italia
• Catedral de Colonia en Alemania
• Catedral de San Esteban en Viena, Austria
• Ayuntamiento de Lovaina, Ayuntamiento de Brujas, Ayuntamiento de Bruselas en Bélgica