Lima es una provincia llena de encantos y modernidad. Desde la capital insigne de Pizarro hasta los distritos más comerciales y cosmopolitas, han calado en la mente del turista y de los propios habitantes de la ciudad. Son conocidos los destinos tales como Miraflores, San Isidro, San Borja, Surco (Surco viejo), Cercado de Lima, entre otros. Cada uno de ellos mostrándonos una diferente faceta del crecimiento de la urbe, pero que mantiene rezagos de su tradicional pasado colonial.

Sierra de Lima: Paz y tranquilidad al alcance de la capital peruana

En la actualidad, no sólo la provincia de Lima se circunscribe en mostrarnos un paisaje lleno de cemento y de altos edificios. A unas horas por carretera se puede disfrutar de un ambiente rústico y de paz en la denominada Sierra de Lima. Este sitio sumamente agradable y con un clima cálido, brinda un espacio de relajo fuera de serie en la capital. Los enormes edificios y los automóviles se olvidan al observar un cielo azul y la amabilidad de los pobladores.

Para el goce del viajero, existen centros culturales que datan del periodo VI y VIII d.C. Cajamarquilla nos muestra la resistencia de un pasado prehispánico ante las inclemencias del tiempo. En su época de esplendor fue considerado como un Centro Arqueológico de suma importancia y de carácter funerario. Por ello el nombre de “Ciudad Muerta”.

Sierra de Lima: Paz y tranquilidad al alcance de la capital peruana

Dirigiéndose por el este de la sierra limeña se encuentra la zona de Puruchuco, en donde destaca en todo su esplendor el Palacio del mismo nombre. Considerado como un centro administrativo de suma importancia de origen Incaico, tenía como finalidad el control y supervisión de los procesos económicos en la lima de antaño.

Huancaya, ubicada en Yauyos es uno de los centros de esparcimiento más notables de Lima. A tan solo 4 horas de Cañete, nos muestra uno de los centros más importantes del país: La Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas.

Finalmente, Huachipa es uno de los lugares claves para disfrutar de un clima cálido y con un sol espléndido durante todo el año. Si de historia se trata, tiene en su haber una cultura a la que se denominó los Pedreros que tuvo lugar en el periodo Paleolítico. Sin embargo, este sitio no solo ofrece lugares históricos. En la actualidad, se ha desarrollado un Centro Ecológico Recreacional en donde la convivencia entre un parque zoológico y un jardín botánico le brinda a la región una maravillosa zona verde en un gran desierto.