¿Quieres recorrer una ciudad europea con mucha historia y pocos japoneses con cámaras de tamaños desproporcionados? Zaragoza es una opción especial: cuenta con dos mil años de historia, está a mitad de camino entre Madrid y Barcelona, tiene intensa vida nocturna en pubs y lugares bailables, espacios recreacionales y, sobre todo, hoteles que no desangrarán tu bolsillo.

Zaragoza: Ciudad española con vasta historia

Puedes comenzar visitando los edificios religiosos: la Catedral de la Seo, de mezcla gótica, románica, mudéjar y barroco, y la Basílica Nuestra Señora del Pilar, puramente barroca, son paradas obligatorias. Esta última es además la patrona de Zaragoza, por lo que el 12 de octubre, día de la Virgen del Pilar, se realizan grandes fiestas en la ciudad, con desfiles, conciertos y bailes. Date una vuelta por el Parque Primo de Rivera, con 400 mil metros cuadrados de espacios naturales, incluyendo un Jardín Botánico de flora aragonesa y hasta un tren turístico, el “Tren Chu-Chu”. Infaltable las ruinas romanas de Caesaraugusta, y el Museo Camón Aznar, con pinturas de Goya, nativo de esta región. La guinda del pastel, La Aljafería, es un hermoso palacio musulmán del siglo XI.

Zaragoza: Ciudad española con vasta historia

Pero no sólo de arte vive el hombre. Pedalea hasta la Plaza el Pilar, donde podrás probar deliciosas tapas españolas: huevos rotos, morcillas, champiñones, chistorras y pinchos, acompañados con una jarra de vino de la casa. Si se trata de compras, el concurrido Paseo Independencia y el Paseo de las Damas son perfectos para la ocasión. Al ir a dormir, encontrarás buenos hoteles en 60 euros y también hostales para jóvenes; por esto, los gastos diarios no sobrepasarán los 150 euros.

El transporte es de lo más cómodo. Si no quieres utilizar alguno de los 350 autobuses, existe también el tren interno o, mejor aún, montones de alquileres de bicicletas para recorrer la ciudad de forma saludable. El mejor momento de viajar es durante la primavera y la primera parte del otoño, ya que el verano puede tornarse muy caluroso. Confía en mí, tendrás Zaragoza a temperatura ideal y sin flashes Fujifilm.