En el inmenso país de Brasil, cerca de las playas que bañan Río de Janeiro, se encuentra un lugar fantástico e imperdible para todos aquellos que visiten el país de la samba: Copacabana. Este barrio debe su nombre a Nossa Senhora de Copacabana, una virgen de origen boliviano cuya réplica fue llevada por mercaderes peruanos hasta Brasil y terminó por darle el nombre al lugar y a sus playas aledañas. Copacabana en lengua quechua significa “mirador del azul”.

Copacabana: El Mirador Azul de Rio de Janeiro

Copacabana se encuentra en la zona sur de Río de Janeiro y sus costas son bañadas por las aguas del Océano Atlántico. Indudablemente, uno de los atractivos más importantes de Copacabana, y de Brasil en general, son sus playas arenosas. Copacabana tiene una playa en forma de media luna y que es conocida como “Princesita del Mar”, debido a que en las primeras décadas del siglo XX era un lugar glamoroso y exclusivo para los más pudientes.

Durante esas décadas, el barrio de Copacabana era un lugar para la vida bohemia, el glamour y la riqueza. Además albergaba muchos eventos sociales y movimientos artísticos brasileños, convirtiéndose en un lugar muy importante y de referencia cultural. De esa época quedaron como legado lugares como el famoso Copacabana Palace Hotel, la avenida Atlántica y los numerosos casinos que existían y perduran en la zona.

Copacabana: El Mirador Azul de Rio de Janeiro

Entre los lugares que no puedes dejar de visitar en Copacabana encontramos al Museo Histórico del Ejército y Fuerte de Copacabana; al Conjunto urbano-paisajístico de la avenida Atlântica; el Edificio Guarujá, el Edificio Guahy y la Casa de Villiot.

A lo largo de los aproximadamente cuatro kilómetros de playa de Copacabana, se puede apreciar una vida muy activa. Por ejemplo en las mañanas y tardes hay mucha gente practicando deportes como el fútbol o el vóley en las blancas arenas y gente surfeando en las aguas del mar. Por la noche, Copacabana se transforma y las personas salen a disfrutar de la vida nocturna, que en Copacabana es muy intensa. Sin lugar a dudas, Copacabana se ha ganado ser reconocido y referencial al momento de hablar de Brasil, ya que es un lugar con mucha historia y con una gran belleza natural en sus costas, convirtiéndose en un destino altamente recomendable.