En la región italiana de Sicilia, se encuentra el archipiélago de Las Pelagias, un conjunto de islas volcánicas ubicadas en las aguas del canal de Sicilia, en el Mar Mediterráneo. La más grande e importante de este archipiélago es Lampedusa, lugar que administrativamente pertenece a Italia, pero que por su ubicación pertenece al continente africano.

Lampedusa: Isla siciliana del archipielago de Las Pelagias

Para llegar a Lampedusa hay que recorrer los 205 km que lo separan de Sicilia mediante viajes por ferry desde el Puerto Empédocles, aunque la isla también cuenta con un pequeño aeropuerto, que recibe muchos vuelos nacionales en la época de verano, cuando llegan a diario cientos de turistas en búsqueda de relajo en las playas de la isla.

Lampedusa es una isla con un tamaño de veinte kilómetros cuadrados y que tiene aproximadamente 5 mil habitantes. La mayor parte del territorio es rocoso y el clima del lugar es muy confortable, teniendo escasas lluvias en todo el año. El atractivo mayor de la isla es sin lugar a duda las aguas que la rodean. Las azuladas y limpias playas de Lampedusa son impresionantes, su transparencia es tal que sin mucho esfuerzo se pueden ver a los peces nadando.

Lampedusa: Isla siciliana del archipielago de Las Pelagias

Por su ubicación estratégica, Lampedusa es el destino que eligen los inmigrantes ilegales africanos para ingresar a Europa. Tantos son los que intentan llegar en pequeñas embarcaciones que existe una zona conocida como “Cimitero delle Barche” (en español, cementerio de los barcos), donde descansan los restos de las pequeñas embarcaciones que trataron de llegar hasta Europa.

A pesar de los problemas inmigratorios que rondan la isla, Lampedusa se ha establecido como uno de los destinos con aumento de visitantes por su gran clima, sus hermosas playas y la vida tranquila que se lleva en este apacible lugar.