Estados Unidos puede ser reconocido tanto por sus grandes urbes como también debido a los atractivos naturales que llega a poseer, siendo esto visible con tan solo buscar rutas que nos lleven a las afueras de las principales ciudades de la nación norteamericana. La búsqueda de espacios encantadores nos transporta hoy en día a lo que es el denominado Lake Tahoe, en español reconocido como Lago Tahoe, el cual es conocido por ser uno de los más grandes del país con respecto a agua dulce. Conozcamos cada uno de los encantos propios de este espacio turístico a continuación.

Lake Tahoe: Lago de Agua Dulce entre California y Nevada

Para comenzar veamos lo que viene a ser su ubicación, la cual se llega a dar en Sierra Nevada, al lado occidente de la nación norteamericana, para mayores señas en medio de la frontera de California y Nevada, teniendo una hermosa vista debido a encontrarse rodeado de toda clase de montañas que dan una vista digna de fotografía. El Lago Tahoe cuenta con una extensión de 495 kilómetros cuadrados que brinda áreas de orilla dignas de conocer. El solo hecho de estar parado a las orillas del Lago Tahoe brinda desde ya un encanto amplio debido a la calma que transmite tremendo espacio natural, del cual no hay que olvidar que también destaca por su limpieza y pureza de imagen.

Lake Tahoe: Lago de Agua Dulce entre California y Nevada

Alrededor del lago se puede encontrar algunas cuantas zonas naturales bajo protección que pueden llegar a ser exploradas. Todos los bosques gozan justamente de un encanto lleno de parsimonia siendo posible subir a algunas cuantas de sus montañas si es que se tiene un espíritu mucho más aventurero y gustoso de lo que es deportes de aventura.