Hammam: Baños Turcos para Limpiar y Relajar el Cuerpo

Al hacer referencia a un Hammam se está hablando de lo mismo que de un baño turco, el cual de seguro de un modo u otro sabemos lo que viene a ser, recibiendo justamente lo turco en su nombre gracia a haber sido uno de los aportes propios de las culturas del Medio Oriente, llegando con el paso del tiempo a ser reconocido por los europeos, quienes ayudaron a que se expandiera su uso tanto en los países que conforman el viejo continente como también con el paso del tiempo a los que influyeron con las colonizaciones.

Los Hammam a lo largo de su historia han sido espacios donde se reunían los pobladores a realizar sus actos de higiene y socialización, siendo posible reconocerlos como una versión variante de los saunas, donde el vapor ayuda a que el cuerpo pueda limpiarse y encuentre también relajación en base a la visita de diversos cuartos que ayudan a la relajación en base a diversas intensidades de calor en el vapor.

Repasando un poco sobre su historia notemos que se pueden considerar también como una derivación de los famosos baños romanos, habiendo sido muy populares en épocas del imperio otomano, pasando con el paso del tiempo a ganar mayor trascendencia en el lado occidental de Europa.