Dentro de Castilla y León encontramos a la ciudad de Burgos, en medio de la Península Ibérica, espacio que combina en suma armonía una ciudad moderna, un espacio histórico y áreas naturales. Su importancia local también se debe al haber sido el hogar de la Corona de Castilla, desde donde llegaron a mandar órdenes hasta la llegada del reinado de los Reyes Católicos. Es además una de las más importantes ciudades con relación a la industria de la alimentación y el automovilismo localmente, lo cual ha ayudado a su crecimiento constante durante todo el siglo XX.

Burgos: Ciudad Medieval de Monumentos Arquitectonicos Vistosos

La imagen de carácter medieval que posee Burgos gracias a sus principales monumentos arquitectónicos la vuelven vistosa. Destaca su gran cantidad de iglesias que datan entre el siglo XIV y XVII, además de también haber castillos y palacios que datan aproximadamente de la misma fecha. De todo esto destaca la catedral de Santa María, siendo un Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a su riqueza arquitectónica gótica. Con relación a riqueza natural vale dar una vuelta por las cercanías de las orillas del río Arlanzón, donde se suele hallar parques y paseos donde poder pasar un buen tiempo de tranquilidad en medio del día o la noche.

También recomendamos visitar el Arco de Santa María, la Iglesia de San Nicolás, la Iglesia de San Gil o San Lesmes, la Casa del Cordón, y el Monasterio de las Huelgas Reales.