El San Valentín o Día de los Enamorados es una costumbre mundial, pero no todos la celebran de la misma manera. Es por esto que vamos a contaros las formas más curiosas que tienen Inglaterra y Dinamarca para celebrarlo. Si no eres de los que busca un alquiler de vacaciones en alguna ciudad europea para pasar una velada romántica, seguro que estas costumbres te parecerán originales.

San Valentín, el día de los enamorados

Las solteras que viven en Inglaterra tienen un amanecer impaciente el día de los enamorados. Asomadas a la venta esperan que pase un hombre por delante de su “puerta del amor”. No todas lo hacen, pero dice la tradición que si durante el amanecer ellas esperan asomadas en la venta y un hombre pasa por allí, ese será seguramente el hombre que les pedirá matrimonio para el resto de la vida. De lo que estamos seguros es que si eres chica soltera y quieres encontrar a un novio de esta forma tan original no te lo pienses y viaja a Inglaterra, coge un apartamento en la calle más transitada de Londres y a esperar a que salga el sol.

En Dinamarca la tradición es otra distinta. Las personas más cercanas y queridas se regalan flores blancas prensadas para simular “gotas de nieve” como muestra de amor. Por otro lado los hombres envían cartas graciosas a las mujeres firmando solo con un punto por cada letra de su nombre. El trabajo es para las mujeres intentando descubrir quien la ha escrito. Si lo hacen recibirán un huevo de Pascua de él mismo.

San Valentín, el día de los enamorados

Aún así, si prefieres celebrarlo de una forma más cosmopolita siempre puedes buscar un bed and breakfast por algún rincón de Nueva York y preparar un desayuno con diamantes a la persona que más amas.