Dentro de la región de Languedoc-Rosellón, en el departamento de Aude, podemos encontrar a la bella ciudad de Carcassonne, otra ciudad europea considerada como Patrimonio de la Humanidad gracias al gran valor arquitectónico, sobre todo teniendo en cuenta que se trata ni más ni menos que de una ciudad amurallada, la cual a su vez tiene su propia historia. Estos muros datan del siglo V, ante lo cual pasarían a dañarse gracias al paso del tiempo, siendo así que el estado francés pensó en derruir todas las fortificaciones; sin embargo por suerte un proyecto llevado a cabo por un historiador y un escritor logró hacer que Carcassone y sus murallas sean preservadas, lo cual a la larga le dio un segundo aire a la imagen de la ciudad, además de ser punto clave para el turismo.

Carcassonne: La Ciudad Amurallada de Aude en Francia

La ciudad fortificada hoy en día se encuentra en todo su esplendor, contando con iluminación especial que ayuda a darle mayor énfasis a su arquitectura durante la noche. De la misma manera hay que resaltar cada uno de los detalles interiores de la ciudad, pudiendo encontrarse un total de 53 torres y una estética clásica para la mayoría de edificaciones con las que cuenta Carcassone.