Sarajevo es la capital y una de las ciudades más pobladas de Bosnia Herzegovina. Su gran valor histórico, cultural, religioso y natural la ubica como una interesante ruta de viaje en el gran bloque Europeo. Por ello, si ya tiene la maleta lista, dese la oportunidad de visitar Sarajevo.

Sarajevo: Capital de Bosnia Herzegovina, la Jerusalen de Europa

La belleza de Sarajevo es inconfundible, por ello es uno de los destinos preferidos para el turismo. A pesar de la guerra, que azotó a principios de los 90`s, dejó prácticamente destruida a la ciudad, hoy en día está transformada y se puede hallar espacios para descansar y pasar una buena estadía.

Por otro lado, Sarajevo se caracteriza por ser una de las ciudades más altas de Europa, pues sus montañas sobrepasan los 2.000 metros sobre el nivel del mar. Además, se le conoce por su diversidad religiosa ya que musulmanes, ortodoxos, católicos y judíos conviven desde hace siglos, y es debido a esta larga convivencia por lo que a Sarajevo se le denomina como la “Jerusalén de Europa”.

Sarajevo: Capital de Bosnia Herzegovina, la Jerusalen de Europa

En Sarajevo no podemos dejar de visitar la Ciudad Vieja, el Puente Latino, la Fortaleza Amarilla, los Cementerios, el Mercado Markale, el Vrelo Bosne (inicio del río Bosna), el edificio Morica Han y la Fuente Sebilj.

En cuanto a museos recomendamos al Museo Histórico de Bosnia, al Museo Nacional, al Museo del Túnel de Sarajevo, el Museo de la Ciudad de Sarajevo, a la casa otomana Svrzina Kuca y a la Galería de Arte de Sarajevo.

Sarajevo: Capital de Bosnia Herzegovina, la Jerusalen de Europa

Si de turismo religioso se trata, no dudes en visitar la Antigua Iglesia Ortodoxa Stara Pravoslavna Crkva, la Careva Dzamija o Mezquita del Emperador, la Begova Dzamija o Mezquita Bey y la Crkva Sv. Ante o Iglesia de San Antonio.