Azores, en Portugal, cuenta con Ponta Delgada como su capital, un destino encantador en cualquier momento del año, pero que llega a gozar algo más de repercusión durante el verano debido a estar frente al océano Atlántico, dentro de la Isla de Sao Miguel, con lo cual llega a gozar de áreas costeras de encanto mayor. Viendo primero algunas cuantas características generales detrás de Ponta Delgada, cuenta con una expansión territorial de 231.9 kilómetros cuadrados y una población de 64.500 habitantes. En sus inicios Ponta Delgada fue hogar de pescadores en búsqueda de un destino donde cumplir sus necesidades de trabajo, ante lo cual hasta hoy destaca por sus comidas marinas.

Ponta Delgada: La Encantadora Capital de Azores

Entre algunos cuantos de los mayores atractivos de Ponta Delgada encontramos su casco histórico, es decir la parte antigua de la ciudad, sitio en donde poder hallar casas propias del siglo XVII que se ven acompañadas de calles que combinan el uso de pavimento en color blanco y negro, otorgando una gran vistosidad a tu recorrido por las estrechas calles.

Ponta Delgada: La Encantadora Capital de Azores

El clima local aparte también puede llegar a considerarse como sumamente agradable, teniendo una temperatura que oscila entre los 14ºC y los 25ºC durante las diversas temporadas del año, siendo así que el clima depende mucho de la Corriente del Golfo.