Alrededor del mundo hay casos tan particulares que pese a poder considerarse como pequeños bien nos han llevado para poder conocer una historia de gran corazón. Un caso así es el que nos puede llevar a Japón para conocer a Hachikö, sobre todo si se es amante de los animales. Este fue el nombre de un perro de raza akita, el cual se ha vuelto de cierta medida parte de la cultura popular de su país gracias a su fidelidad, la cual lo llevaría a poder seguir a su dueño hasta la muerte, siendo así que intentaría poder recibirlo en la estación del tren en la cual siempre lo veía llegar.

hachiko2

Eisaburö Ueno fue el nombre del dueño de Hachikö, el cual era profesor del Departamento de Agricultura en la Universidad de Tokio, y pese a su muerte el perro lo esperaría de forma fiel todos los días en el mismo lugar, razón más que suficiente para que conociera previamente a dueño y mascota terminaran cuidándolo.

Hachiko: El Akita Japones Simbolo de la Fidelidad

Hoy en día dentro de la Estación de Tren de Shibuya se puede encontrar una Estatua de Bronce de Hachikö para conmemorar tan grande acto de fidelidad. Aparte al lado de la tumba del profesor Ueno se colocó un monolito con el nombre de su mascota, y si se quiere ir más a fondo en el tema el Museo de Ciencias Naturales cuenta con el cuerpo disecado de Hachikö.