En la China encontramos gran variedad de pagodas, sin embargo una de las que más llama la atención es La Gran Pagoda del Ganso Salvaje, también conocida como Pagoda de la Gran Oca Salvaje o Templo Da Ci’en, el cual se ubica al sur de la ciudad de Xi’an.

Templo Da Ci’en: La Gran Pagoda del Ganso Salvaje

La Gran Pagoda del Ganso Salvaje es un gran templo budista construido en el año 648, durante la dinastía Tang, para albergar una serie de escritos budistas que trajo consigo el monje Xuanzang después de un viaje a la India.

La Gran Pagoda del Ganso Salvaje original estaba construida en barro reforzado con ladrillos, y constaba de 5 plantas con una altura de 54 metros, sin embargo debido a su débil construcción se derrumbó al poco tiempo, pero entre los años 701 y 704 fue reconstruida por órdenes del emperador Wu Setian, y se añadieron 5 pisos más a la torre original. Lamentablemente las guerras de aquellos tiempos dañaron la pagoda y tuvo que reducirse a solamente 7 pisos, lo cual le da una altura de 64 metros.

Templo Da Ci’en: La Gran Pagoda del Ganso Salvaje

¿Por qué se le denomina al templo como La Gran Pagoda del Ganso Salvaje? Según cuenta la leyenda, los monjes que vivían en el templo no tenían alimentos para comer, y rezaron a los dioses para suplicarles por comida. En ese preciso momento, un grupo de ocas salvajes sobrevolaron el templo, sus cabezas se doblaron y cayeron muertas al suelo. Los monjes sorprendidos pensaron que había sido provocado por el espíritu budista, por lo que decidieron no comer carne nunca y denominar al lugar con este nombre.

La Gran Pagoda del Ganso Salvaje se caracteriza por su forma piramidal. Para ascender en ella debemos caminar por escaleras de madera circulares. El costo del ingreso es de 30 yuanes, equivalente a 3 euros.