El Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet es una antigua raza de perro propia de la zona del Himalaya.

El Mastín Tibetano ha sido utilizado durante siglos como guardián de los monasterios tibetanos, y es que es un can sumamente territorial, protector, seguro e incorruptible, además es un excelente compañero. Es un perro de gran fuerza natural y grandeza, tanto física como mental. Son muy cariñosos con los niños que conocen, un poco desconfiados con extraños.

Mastin Tibetano: Raza de Perros Propia del Himalaya

En cuanto a apariencia el Mastín Tibetano es un can pesado, de buena estructura, solemne pero bondadoso. Su cabeza es ancha, pesada y fuerte. Cuenta con una fuerte mordida, ojos expresivos, y orejas triangulares y colgantes. Sus patas son grandes, fuertes y compactas. El pelaje del Mastín Tibetano es largo y denso, y puede ser de color negro, pardo o gris. Se destaca por tener una melena alrededor de la cabeza casi como un león.