La Cultura Olmeca, es considerada como la cultura madre de México pues fue la primera civilización en Mesoamérica. Los olmecas, conocidos como el pueblo del jaguar, habitaron las tierras bajas del centro-sur de México, en las pantanosas selvas de las cuencas ribereñas de los actuales estados mexicanos de Veracruz y Tabasco, entre los años entre 1200 y 400 a.C.

Olmecas: La Cultura Madre de Mesoamerica

Los olmecas fueron grandes científicos y artistas y desarrollaron calendarios preciso que contemplaba la duración del año, el mes lunar, el ciclo agrícola y las fechas de las ceremonias religiosas. También contaban con un sistema de escritura de ideografías y jeroglíficos.

Los olmecas destacaron en el arte escultórico. Son conocidos mundialmente por sus impresionantes cabezas colosales olmecas, un gran ejemplo de su escultura monumental.

En cuanto a religión, los olmecas tenían una religión politeísta y rendían culto a las montañas, al sol, al agua, a los volcanes, a las cuevas, al caimán, a los sapos, al jaguar y a la Serpiente Emplumada.

Los más famosos centros ceremoniales y políticos de la cultura olmeca fueron San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes, pero también se realizaban actos ceremoniales en Laguna de los Cerros y La Mojarra.