Si lo que busca es desconectarse del mundo, abrasar la naturaleza y renovar sus energías, pues, en esta oportunidad, le invitamos a conocer playa Punta Rucia, lugar paradisíaco donde hay sol todo el año y donde el mar, de corrientes calmadas y profundidad baja, invita a nadar en sus aguas cristalinas y a dormir plácidamente en sus arenas doradas.

Punta Rucia: Paraiso Playero en la Isla de La Española

En la zona norte de  la isla de La Española, a unos doscientos kilómetros de la capital de República Dominicana, Santo Domingo, Punta Rucia se ha convertido, desde hace muchos años ya, en el mejor de los lugares para descansar y gozar del tiempo en familia. Por la distancia que la separa de la ciudad, se recomienda al turista hospedarse en alguno de los muchos hoteles que el lugar ofrece. Asimismo, podrá disfrutar de la gastronomía variopinta típica del país caribeño. El descubridor Cristóbal Colón fue quien le dio el nombre de Rucia, se dice por el color pardo, o rucio, de la arena y de algunos animales. Desde esos años, esta playa ya era conocida por su esplendor.

Punta Rucia: Paraiso Playero en la Isla de La Española

Pero no todo es descanso. Si está de ánimo aventurero puede visitar los diversos islotes coralinos que bordean el litoral. Uno de los más conocidos es el Cayo Arena, donde abundan los peses de colores. Por la poca profundidad de las aguas, el bañista puede ver de cerca este increíble coral, donde tortugas y peses acarician al nadar sus tobillos. También se puede visitar el Pueblito Pesquero, agradable pueblo donde el trato al turista es muy amable. Ahí se puede comprar recuerdos de Santo Domingo y degustar de platillos hechos a base de mariscos y pescados frescos. Así mismo, es recomendable conocer el Parque Nacional Montecristi, lugar protegido donde hay manglares próximos a la playa y se puede avistar diversos tipos de aves exóticas, así como reptiles. Este parque limita con el país de Haití.