El quechua o quichua es una lengua perteneciente a las lenguas originarias de los Andes centrales y en la actualidad abarca un territorio de seis países sudamericanos con un número entre ocho a diez millones de hablantes, siendo Bolivia, Perú y Ecuador los países en los cuales se maneja más el idioma.

Alfabeto Quechua: El Abecedario de los Andes

Las propiedades más conocidas de esta familia de lenguas son la “morfología aglutinante” y el manejo de un importante número de sufijos que se adhieren a raíces regulares y así generan palabras con una gran plasticidad de significados.

Una de las bases de todo idioma es el alfabeto, y el alfabeto quechua no es tan difícil de aprender, pues se compone de letras consonantes y vocales.

Las letras que conforman el abecedario quechua son: A, CH, E, F, H, I, J, K, L, LL, M, N, Ñ, O, P, Q, R, S, T, U, W, Y.

Las vocales que forman parte del alfabeto quechua son: A,E,I,O,U.

Las consonantes suaves son: L, LL, M, N, Ñ, R, S, W, Y.

Las consonantes simples son: CH, K, P, Q, T.

Las consonantes espiradas son: CHH, KH, PH, QH, TH.

Las consonantes reforzadas son Ch’ k’, p’, t’.

La consonante glotalizada es; Q’

Las consonantes auxiliares espiradas son H, SH.

Las consonantes intermedias especiales son: F, J.

La característica principal que podemos encontrar es, cómo se emplea el fonema post-velar (Q). No existe uso de la diéresis, sin embargo el acento prosódico, recae en la penúltima silaba.

La “J” tiene un uso particular, y consta en que va delante de una silaba y nunca al final de ésta, excepto en la escritura. Ejemplo: Jallch’ay (guardar). Por otro lado la “K” hace una doble función cuyo valor fónico no varía cuando se encuentra delante de una sílaba, cosa que no sucede cuando está al final de una silaba, allí el valor fónico pasa a sonar como una “J corta”. Ejemplo: Kamachiy (administrar), Uk (uno).

En cuanto al uso de la “Q” encontramos otra doble función. No cambia el valor fónico cuando está delante de una sílaba siendo al mismo tiempo el marcador fónico de sonidos como: Qi (Qe), Qu (Qo). La otra función se da cuando al final de la sílaba su valor fónico pasa a sonar como una “J larga”. Ejemplo: Qapariy (gritar), Sumaq (exquisito).


Copyright Imagen: Dina Vera Lázaro, Asociación Cultural Tawa