La Cultura Machalilla se desarrolló en la costa ecuatoriana entre el 1600 y el 950 a.C. En lo que fuese antes tierra de los Valdivia, que comprende desde la provincia del Oro (sur) hasta la provincia de Esmeraldas (norte). Una de las técnicas más resaltantes que lograron desarrollar los Machalilla fue el nuevo estilo cerámico que lleva el mismo nombre.

Cultura Machalilla: Pueblo Precolombino de la Costa Ecuatoriana

Su ubicación se encontraba en lo que se conoce como “el predominio de zonas de manglar, que contaban con mucho bosque tropical. La civilización pudo crecer gracias al manglar, la pesca de conchas, camarones y cangrejos que se obtenían en embarcaciones que podían recorrer largas distancias mar adentro donde también se proveían de peces de aguas profundas como el atún y el picudo.

Cultura Machalilla: Pueblo Precolombino de la Costa EcuatorianaTambién subsistieron gracias a la caza de animales como el venado, la zarigüeya o el saino que vivían en el bosque húmedo. Desarrollaron al mismo tiempo la agricultura.

La cultura Machalilla fue descubierta por el arqueólogo Emilio Estrada en 1958, quien en sus investigaciones argumento que ésta pudo ser una transmisión entre Valdivia y Chorrera. Los arqueólogos encontraron aldeas y centros poblados; al mismo tiempo cementerios que explican la manera en como estaba organizada esta sociedad del periodo Formativo Medio. Uno de estos antiguos centros ceremoniales es Salango, aquí se encontraron los restos de una mujer de la cultura Machalilla que fue sepultada en posición fetal y cuya anatomía estaba envuelta en una gran pieza cerámica como si fuese un caparazón de tortuga.

En este período hacen su aparición por primera vez en el continente americano las ya conocidas “Botellas con asa en forma de estribo”, y se hallan las figuras huecas que tiene una particularidad en los ojos en forma de granos de café. Entro otros hallazgos se encuentran las perforaciones en labios, la puntura roja y blanca; y las deformaciones craneanas en sentido vertical y occipital que se hacían los habitantes.