Katmandú es la capital y ciudad más importante de Nepal. Se trata de un lugar hermoso y mágico que se posa en el Valle de Katmandú, a unos 1,317 metros sobre el nivel del mar. Antiguamente se creía que se trataba de la legendaria e inaccesible Shangri-La, y hoy es considerada como centro de viajeros independientes y mochileros pues alberga cantidad de templos así como palacios budistas e hinduistas.

Katmandú: El Shangri-La de Nepal

En Katmandú no podemos dejar de visitar Swayambhu o el Templo de los Monos, la Estupa Boudha, el Palacio y Museo Narayanhiti, Thamel Chowk, la Calle Freak, el Templo Pashupatinath, el Jardín Kaiser Mahal, el Templo Budda Neelkanth, la Plaza Durbar, el Templo Taleju, el Templo de Shiva, el Templo Narayan, el Templo Shiva-Parvati, el Palacio Humari, el Templo Bhagwati, el Templo de Saraswati, el Templo Krishna, la Estatua Sweta Bhairab, el Templo Indrapur, el Templo Vishnu, el Templo Mahendreswar y la Estatua Nasal Chowk.