Desde la década pasada Nueva Zelanda se ha convertido en la Tierra Media. Esto se debe a que posee maravillosos paisajes que han sido locación de películas como “El Señor de los Anillos” y “El Hobbit”, éxitos cinematográficos que atrajeron miles de turistas desde su estreno. Es por ello que las autoridades nacionales han aprovechado al máximo sus atributos impulsando el nuevo concepto de: Turismo Hobbit.

Turismo Hobbit: Nueva Zelanda, el Centro de la Tierra Media

El cine suele ser un gran inspirador de viajes y Nueva Zelanda no escapa de ello gracias a sus frondosos paisajes que parecen ser tierra de elfos, dragones y hobbits.

Gracias a esta tendencia, Wellington es el lugar turístico que ha pasado a llamarse “El centro de la Tierra Media” pues esta ciudad se erige en el corazón de una industria innovadora como lo es la cinematografía neozelandesa. En el 2012 ciudad de Wellington aportó alrededor de 693.000 euros para impulsar las actividades previas al estreno de la primera entrega de la trilogía “El Hobbit: un viaje inesperado” que mejoraron la ciudad y la acondicionaron al turismo.

Turismo Hobbit: Nueva Zelanda, el Centro de la Tierra Media

Se espera que con la tercera entrega de la trilogía “El Hobbit” a estrenarse el 18 de julio de este año supere sin duda la asistencia de 63.200 visitantes que llegaron en el 2003 después de “El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey”. Se sabe también que Warner Bros invirtió 81.5 millones de dólares en publicidad para “El Hobbit”.

De las atracciones que podemos disfrutar cerca de Wellington están el Parque Kaitoke (Rivendell) el Monte Victoria (donde los hobbits escapan de The Shire) y el Parque Harcourt (jardines de Isengad) y otras locaciones.

El Turismo Hobbit ha creado un nicho de mercado para los viajeros que desean apreciar hermosos paisajes cinematográficos.