Corea del Norte es un país ubicado en el Extremo Oriente, al este de Asia. Ocupa la mitad del norte de la Península de Corea y limita con China, Rusia y Corea del Sur. Corea del Norte es considerado como uno de los países más aislados del mundo con un número extremadamente reducido de turistas occidentales que llegan a visitarlo.

Corea del Norte es el único país dinástico comunista de la historia y es que es una nación que fue dirigida por Kim Il Sung desde 1948 hasta su muerte, el 8 de julio de 1994. Después, el 8 de octubre de 1997, su hijo Kim Jong-il fue quien asumió el cargo, y a su muerte, en el 2010, el heredero fue Kim Jong-Un.

Corea del Norte: Hermética Nación Dinástica en el Extremo Oriente

Si bien es cierto que algunos gobiernos aconsejan no viajar a Corea del Norte debido a que su situación política es represiva e impredecible, si aún así lo deseas hacer debes tener en cuenta que Corea del Norte es un país que no puede ser visitado de manera independiente, solamente se puede acudir a través de agencias que tengan permiso del régimen.

Hay que tener en cuenta que Corea del Norte es un país a donde existe un gran respeto hacia su fundador, Kim Il Sung, su hijo Kim Jong Il y su nieto Kim Jong-Un. Críticas hacia ellos puede ofender a sus guías y además causar que sea expulsado del país. En los monumentos dedicados a los líderes, el turista ha de inclinarse en señal de respeto. Otro buen consejos es evitar hablar de Corea del Sur y Japón. Adentrarse solo por las ciudades de noche está prohibido.

Corea del Norte: Hermética Nación Dinástica en el Extremo Oriente

Las regiones que conforman Corea del Norte son Costa de Donghae, Montañas Baekdu, Pyongan y Hwanghae.

Entre las principales ciudades de Corea del Norte encontramos a Pyongyang, Kaesŏng, Sinuiju, Wŏnsan, Hamhung, Chongjin, Nampho y Rason SEZ.

Otros destinos interesantes de Corea del Norte son Chilbosan, Kumgangsan, Myohyangsan, Paektusan y Panmunjom.