Las fiestas patrias son para cada país sinónimo de alegría y orgullo, pues allí se recuerda a todas aquellas personas que dieron su vida para lograr la tan ansiada independencia y pelear por los derechos de los ciudadanos. En Perú esta fecha especial se lleva a cabo cada 28 de julio, en donde los peruanos en todo el mundo celebran el ansiado grito de independencia que diera el general libertador José de San Martín en 1821.

Fiestas Patrias: Celebración de la Independencia del Perú

Para vivir esta celebración que componen los días 28 y 29 de julio el gobierno central realiza diversas actividades conmemorativas y los ciudadanos suelen usar escarapelas en sus prendas y colocar banderas en las fachadas de sus casas. El sentido de identidad nacional se ve reflejado en muchas ferias gastronómicas donde la demanda crece en cuanto a los platos típicos del país como: El ceviche que puede degustar al lado de un buen pisco sour.

Como mencionamos una de las tradiciones más vistosas es la de izar banderas de rojo y blanco en todas las casas; ésta puede ser por voluntad propia, sin embargo existe un ley que exige colocar la bandera desde el 27 al 30 de julio en todos los edificios particulares a costa de una multa.

Fiestas Patrias: Celebración de la Independencia del Perú

La escarapela (también roja y blanca) se usa como distintivo en el lado izquierdo del pecho desde que empieza el mes de julio. Las actividades que se realizan el 28 de julio comienzan con la misa Te Deum que se oficia en la Basílica Catedral de Lima al promediar las 8 de la mañana a la cual asisten el principal mandatario acompañado de su esposa y las autoridades del país. Horas más tarde el presidente se dirige al Congreso de la República para dar el esperado mensaje a la nación que reporta los avances que ha tenido el gobierno año tras año.

El día 29 se lleva a cabo la Gran Parada Cívico – Militar en la cual desfilan los miembros de las fuerzas armadas y la Policía Nacional regalando un buen espectáculo para las autoridades gubernamentales, esta actividad cuenta con la participación del presidente como jefe supremo de las Fuerzas Armadas.