Las especies de hámster poseen características que los diferencian entre sí, cada una de ellas presentan rasgos de acuerdo al territorio donde viven. Por esta razón hoy hablaremos sobre una especie originaria en los desiertos del norte de China y Mongolia. Nos referimos al hámster chino.

Hámster Chino: Roedor Nativo de los Desiertos de China y Mongolia

Al igual que muchas otras especies de hámsteres, ésta comenzó a capturarse para usarse como animal de laboratorio hasta el año 1919, donde su uso fue reemplazado por ratas y ratones. A pesar de ello algunos medicamentos se siguen trabajando usando ovarios de hámster chino.

Estudios realizados sostienen que la actividad del hámster chino es la misma de día y de noche en las estaciones de primavera y verano; mientras que al llegar el invierno se vuelven más nocturnos. Por otro lado el período de hibernación que presenta esta especie, no es continuo, ya que suele despertase para comer parte de la comida que almacenaron. Sin embargo es aconsejable evitar las temperaturas extremas que alarguen el período de hibernación.

Hámster Chino: Roedor Nativo de los Desiertos de China y Mongolia

La morfología del hámster chino se diferencia por ser el único que cuenta con cola larga y prénsil como la de los ratones (1cm aproximadamente). Ésta les sirve como punto de apoyo y es el rasgo que lo hace inconfundibles. Posee un cuerpo largo y estrecho con una medida que está entre los 10 y 12 cm, y un peso entre 35 y 45 gramos. Otras características del hámster chino es que el tamaño de sus testículos es grande en proporción con su cuerpo y tiene un olor corporal mucho más fuerte que el resto de los hámsteres.

La esperanza de vida de esta especie de hámster, con el cuidado adecuado, puede ser de 2 a 2,5 años. Su dieta está compuesta de pequeñas semillas y cereales que se complementan con aportes proteínicos, vegetales y vitaminas.