Los hámsteres son mascotas tiernas y fáciles de criar, es muy entretenido pasar el tiempo viendo como juegan dentro de sus jaulas y hacen sus monerías. Sin embargo hay que tomar en cuenta que existen diversas especies que pueden interesarte aún más al momento de elegir a tu mascota ideal. Por esta razón hoy te presentamos al Hámster Ruso y sus principales características.

Hámster Ruso: El Hámster Enano más Popular

Esta raza de roedor es originaria del suroeste de Siberia (Rusia) y Kazajistán que por lo general presentan climas fríos. Un dato a tomar en cuenta.

A pesar ser asociadas con el hámster de Campbell por su proximidad genética, finalmente ha sido aceptado como especie independiente, pues son ejemplares no híbridos que muestran notables diferencias morfológicas. Son muy activos durante la noche, pero esto no quita que haya momentos durante el día que presenta mucha actividad, sobre todo en las hembras. Mientras que los machos suelen salir en el día solo para beber y comer.

Hámster Ruso: El Hámster Enano más Popular

La morfología del Hámster Ruso es más compacta que su discutido pariente el “Campbell”, su tamaño oscila entre los 6 y 11 cm; y tiene un peso de 30 y 50 gramos. La esperanza de vida para este roedor está entre los 1,5 a 2 años, sin embargo la calidad genética y el cuidado puede influir en una esperanza de vida que traspase los 3 años.

Al igual que sus parientes, el Hámster Ruso cuenta con sacos de gran capacidad que se ubican en las mejillas y se extienden hasta los hombros que se llaman abazones. La función de estas bolsas es almacenar comida y transportarla hacia la madriguera para ser consumida y almacenada allí. Este pequeño hámster suele moverse en las noches en busca de alimentos. Podemos encontrarlos en tres coloraciones: Nominal (gris con raya dorsal), Zafiro (gris diluido/azulado) y por último Perla (blanco c/s línea dorsal).