La mayoría de países en el mundo cuenta con una raza de perros en particular, que a la larga de los años han sido criados y cuidados para deleite de los amantes de estos animales. Por esta razón el día de hoy hablaremos acerca del Terrier Ruso Negro o también llamado “Tchionry Terrier”. Este perro enrome y bello que se convierte en un buen compañero defensor y guardián.

Terrier Ruso Negro: Grande, Robusto y Protector Perro Soviético

Si bien este perro lleva el nombre de “Terrier” debido a la participación del airedale en la creación de la raza, éste no pertenece a ese grupo, sino más bien a la raza tipo Pinscher o Schnauzer.

La apariencia del Terrier Ruso Negro se perfila como un can mucho más grande que un perro convencional, pues cuenta con un físico más robusto y rústico. También podemos apreciar sus bien dotadas y largas piernas que armonizan con su cuerpo musculoso.

La cabeza suele ser larga, y ligeramente ancha con una frente aplanada, mientras que el bigote y la barba contornean un hocico de forma cuadrada. Sus pequeños ojos ubicados de forma oblicua y sus orejas pequeñas y triangulares de inserción alta que cuelga desde su base, los hacen reconocibles a la vista.

Terrier Ruso Negro: Grande, Robusto y Protector Perro Soviético

Lastimosamente al igual que a otras razas, según el estándar FCI debe amputársele la cola en la tercera o cuarta vértebra, lo cual significa un daño permanente para el Terrier Ruso Negro si se pretende hacerlo por estética o cumplir un estándar racial.

Otros datos que encontramos para esta raza es la altura de los machos entre 66 y 72 centímetros, parecida a los “doberman” y para las hembras de 64 a 70 centímetros. El pelaje es de color negro con matices grises, la textura es dura, densa y muy pegada.

El Terrier Ruso Negro puede llegar a pesar (según el estándar FCI de raza) entre 36 y 65 kilogramos.