El turismo en todo el mundo genera muchos ingresos para el país que cuenta con un bonito lugar qué visitar y sobre todo para la localidad dueña del atractivo. Este post está abocado a revelar las bondades de Magaluf, la localidad española que se ubica en el término municipal del Calviá, exactamente en la mayor de las Islas Baleares, es decir, la Isla de Mallorca.

Magaluf: Playa, Vida Nocturna y Descontrol en Mallorca

Magaluf fronteriza con la zona residencial Sa Porrasa en el norte; mientras que al este lo hace con la localidad (también turística) de Palma Nova. Por el oeste fronteriza con la zona residencial Sol de Mallorca; por último con la bahía de Magaluf en el sur. Hasta el censo del 2013, la población de la localidad ascendía a 4363 habitantes.

En Magaluf podemos encontrar salinas que se conocen como “Ses Salines des Salobral” que se encuentra casi desecadas a su totalidad. A pesar de ello es de los lugares más atractivos y núcleo de la población que se encuentra en el entramado del Paseo Calviá, este es un paseo peatonal que lleva el nombre de el “Pulmón Verde” del municipio.

El complejo turístico de la localidad se centra en una playa de 1600 metros de largo por 60 de ancho. A su alrededor podemos ubicar hoteles, hostales y apartamentos que se arrendan de acuerdo a la temporada. Para las noches de juerga están listos más de 200 bares, restaurantes, tiendas y clubes nocturnos.

Magaluf: Playa, Vida Nocturna y Descontrol en Mallorca

Los turistas que más frecuentan Magaluf, son de origen británico (un 95%) sin embargo también la visitan gente de otras nacionalidades por ser una zona de mucha actividad lúdica y musical nocturna, entre ellas están los irlandeses que llegan de la localidad de Santa Ponca y Palma Nova.

El nombre de Magaluf se trata de un término árabe descriptivo que se compone de las palabras “ma haluf” que quiere decir “agua puerca”.