Muchos países conservan obras insignias que los diferencian de los demás y les da cierta identidad a su soberanía, pueden existir obras demasiado antiguas y otras que pertenecen a la edad moderna. La Tower of London o Torre de Londres es una famosa estructura que lleva el nombre oficial de Palacio Real y Fortaleza de su Majestad.

Torre de Londres: Castillo Histórico a orillas del Támesis

La Torre de Londres es considerada el castillo histórico que se ubica en la ribera norte de famoso río Támesis en el corazón de Londres, Inglaterra. Al mismo tiempo pertenece al distrito de Tower Hamlets separado por un espacio abierto denominado Tower Hill. Su fundación data de finales de 1066 después de conquista normanda de Inglaterra.

La famosa Torre Blanca que pone el nombre a todo el castillo, fue construida por Guillermo el conquistador en el año 1078, e inmediatamente fue concebida como la latente opresión de Londres, que ejercía la nueva élite gobernante sobre el pueblo londinense. A pesar de la idea majestuosa con que fue concebida la torre en aquel entonces y el concepto que tenemos hoy en día sobre ella; se sabe que durante al año 1100 llego a ser usada como prisión.

Torre de Londres: Castillo Histórico a orillas del Támesis

La Torre de Londres se compone de muchos edificios ubicados dentro de dos anillos concéntricos de muros defensivos y cuenta con un foso. A lo largo de la historia, la Torre de Londres ha llegado a ampliarse, pero la fase más importante se dio durante los reinados de de Ricardo Corazón de León, Enrique III y Eduardo I, entre los siglos XII y XII.

Como todo monumento insignia, la Torre de Londres juega un papel fundamental para el pueblo de Inglaterra y esto se ha visto reflejado en la misma historia, cuando en varias ocasiones llegó a ser sitiada, pues desde ahí se podía controlar todo el país.