La Cultura Quechua fue una de las más importantes que se desarrolló en Perú. El post de hoy revela cuán organizada estuvo y el aporte que dio al gran imperio.

La mundialmente conocida Cultura Quechua se ubicó en América de Sur, ocupado el territorio del área Andina; partiendo de lo que hoy pertenece a Colombia y extendiéndose hasta el río Maule en Chile. La capital de dicha cultura estuvo en el Cuzco.

Cultura Quechua: Pueblo descendiente del antiguo Imperio Inca

La organización política de la Cultura Quechua comprendió desde el año 1200 d.c hasta el año 1532 cuando llegaron los españoles y acabaron con el último inca que gobernó el imperio, es decir Atahualpa. El imperio Quechua se llamó también Tahuantinsuyo que quiere decir “la tierra de los cuatro suyos”. Estos “suyos” estaban divididos en cuatro partes importantes.

En el norte estaba Chinchasuyo; sobre la cosa del pacífico se erigía el Contisuyo, mientras que el Antisuyo hacía lo propio en el este (selva peruana) y por último el Collasuyo que se ubicó en el Altiplano, es decir al sur de la capital Cuzco.

Cultura Quechua: Pueblo descendiente del antiguo Imperio Inca

La organización social de los quechuas fue muy marcada, quienes tenían el poder eran quienes ostentaban llevar sangre real como el Inca, la familia real y la nobleza (orejones). Sin embargo todos eran hijos del Dios Sol. Más abajo se encontraba la clase sacerdotal al mando del Vallac-Uma, luego seguían los guerreros y por último tenían a los artesanos, agricultores y trabajadores. Pero al mismo tiempo contaban con servidumbre a los cuales se llamaba “Yanaconas” y tenían el deber de servir al pueblo en las minas y las construcciones.

En cuanto a la organización económica, ésta se basó principalmente en las actividades agrícolas donde el trabajo se desarrollaba de manera colectiva e igualitaria. La producción se distribuía de la siguiente manera: Para el Inca y la nobleza, para los sacerdotes en el culto a los dioses, para las viudas y huérfanos y para el pueblo.

La religión de la cultura Quechua era politeísta, ellos creían el Viracocha y divinizaron a la naturaleza; como al Inti (sol), Quilla (Luna), Chucuilla o Illapa (Rayo) y Chasca (estrella). Sin dejar de lado el respeto al culto de la Pachamama que representaba la abundancia.