Dentro de la mitología maya encontramos una serie de dioses, cada uno con sus propios atributos, los cuales han sido representados en esculturas, pinturas, relieves y codices.

Los mayas eran politeístas, es decir, que creín en varios dioses. Como muchos pueblos del mundo, el maya necesitó y construyó un cuerpo de creencias religiosas para explicar el origen y la estructura del cosmos.

Particularmente para la cultura maya, los dioses eran vistos como energías casi imperceptibles capaces de presentarse en la realidad terrenal en formas tan fantásticas como la imaginación lo permitía: humanoides, animales, plantas y la combinación de ellos.

Entre los principales dioses mayas encontramos a:

• Ah Mun
• Ah Muzenkab
• Ahau Kin
• Ajtzak
• Ak Kin
• Akaime
• Alom
• Bitol
• Bolon Dzacab
• Buluc Chabtan
• Chaac
• Chac Bolay
• Chirakata-Ixminasune
• Ek Chuac
• Hunab Ku
• Hunahpu-Gutch
• Hurakán
• Itzamná
• Ix U
• Ixchel
• Ixmucane
• Ixpiyacoc
• Ixtab
• K’inich Ajaw
• Kauil
• Kukulkán
• Mulzencab
• Pawahtún
• Qaholom
• Tepeu
• Tzacol
• Xaman Ek
• Xlitan
• Yum Cimil
• Yum Kaax