En muchas películas navideñas existe una parte del planeta que es muy utilizada para referirse al hogar de Santa Claus y esta es el Polo Norte. ¿Pero qué hay en realidad en esta zona poco conocida por nosotros? A no ser, claro, de que estemos pendiente de los documentales de televisión. Por ello en este post vamos a conocer este blanco lugar.

Polo Norte: Destino de Hielo en el Océano Ártico

El Polo Norte geográfico es considerado como uno de los dos lugares de la superficie que posee un planeta y que coincide con el eje de rotación; viene a ser lo opuesto al Polo Sur. La realidad es que todos los cuerpos celestes cuentan con un polo Norte y otro Sur, donde el eje de rotación no suele ser perpendicular al eje de translación.

En nuestro querido planeta azul, el Polo Norte se ubica en el océano Ártico donde el mar se ha convertido en un enorme casquete de hielo. Más allá del aspecto geográfico, también existen polos relacionados. Está el Polo magnético, geomagnético, el Polo de Inaccesibilidad y el Polo Norte Celeste.

Sobre el Polo Norte Geomagnético podemos decir que se trata de un punto de intersección de la superficie de la tierra y los ejes de magneto bipolar que acerca el campo magnético de la tierra.

En cuanto al Polo Norte de Inaccesibilidad, se trata del punto en el Océano Ártico que está más lejos de todas las tierras circundantes.

Polo Norte: Destino de Hielo en el Océano Ártico

Por su parte el Polo Norte Celeste es definido por los científicos como un punto imaginario que hace intersección del eje de rotación terrestre con la esfera celeste.

Por último, El Polo Norte Magnético se ubica a 1.600 Kilómetros del polo Norte geográfico, está cerca a la isla de Bathurst, por la parte septentrional de Canadá. Existe un detalle muy curioso en torno a este punto y es que, si colocamos una brújula de manera horizontal en este polo, puede apuntar a cualquier lado, generando un error considerable, pues en el común de los casos la brújula tiene que apuntar hacia abajo.