Los eventos naturales hacen que apreciar la belleza del cielo que por muchos años vieron nuestros ancestros siga representando un espectáculo sinigual. En este post hablaremos del arcoíris solar o halo que es un efecto óptico que tiene la forma de un disco alrededor de la Luna o el Sol y que consta de un anillo iridiscente en su circunferencia exterior.

Arcoiris Solar: Fenómeno de Halo Alrededor del Sol

Es en la tropósfera donde se presentan casi todos los fenómenos meteorológicos. Aquí se hace cada vez más fría conforme se va más alto y en el límite superior aproximadamente a 10 km, la temperatura es de -60° C. Condiciones más que suficientes para el arcoíris solar.

El arcoíris solar suele verse más en lugares fríos como Antártida, Alaska, Groenlandia, en las zonas boreales de Rusia, Canadá. Sin embargo también se presenta en otros lugares si es que se originan las condiciones atmosféricas adecuadas, que pueden ser lugares donde se estén desarrollando tormentas o exista mal tiempo, o zonas templadas cuando el aire atmosférico posea leves nubes cristalizadas por el frío.

Arcoiris Solar: Fenómeno de Halo Alrededor del Sol

El halo es causado por partículas de hielo en suspensión en la tropósfera que refractan verde y el azul claro en la parte de afuera, también se puede divisar arcoíris solares completos.

Al interior del halo el cielo se torna un poco más oscuro que fuera de él. Los halos son anillos de color blanco o de una tonalidad pálida que se forman en la atmósfera terrestre y presumiblemente en otros planes que también cuentan con una atmósfera alrededor del Sol o la Luna.

En cuanto a los mecanismos físicos que producen el arcoíris solar sabemos que son la reflexión y la refracción en los pequeños cristales de hielo con conforman las nubes altas de tipo cirrus. El tipo más común es el generado por los procesos de refracción en cristales de hielo hexagonales.