Muchas culturas encierran una variedad de costumbres que las han hecho admirables en todas las épocas. Es por esta razón que siguiendo nuestro recorrido por las principales civilizaciones de Latinoamérica en esta ocasión vamos a hablar sobre la Cultura Atacames famosa en todo el Ecuador.

Historia de la Cultura Atacames

La cultura Atacames desciende de la Teaone y las dos descienden de la cultura Tolita. Se asentó en la zona costera donde se establecieron dos subfases cronológicas: Atacames Temprano que va desde el 750 hasta el 1100 d.C y Atacames Tardía del 1100 al 1527 d.C. Por este tiempo la organización social estuvo más compleja con el dominio de caciques locales que dependían de señoríos regionales por cuanto al poder centralizado que estuvo basado en la conquista de tribus.

El método de intercambio se daba gracias a la cantidad de valvas, que eran piezas duras y movibles que pertenecían a las conchas de los moluscos de spondylus que aparecen precisamente en la bahía de Atacames. Una vez capturadas se usaban para cambiar entre otros productos.

En la primera fase temprana los Atacames contaron con una población costera de alrededor de 5 mil habitantes. Mientras que en la fase tardía, los pobladores se adaptaron a la costa y la población llegó a duplicarse, esto supuso un cambio tecnológico en la producción de alimentos. Gracias a la explotación de los recursos acuáticos la comunidad se pudo sostener.

La base económica fue la agricultura y durante años experimentó cambios estilísticos y tecnológicos en la alfarería. Los metales encontrados se relacionan con la cultura Teaone, aunque la cerámica presenta un acabado de superficie que no ha sido explotado en los detalles. La decoración común es el pastillaje y la pintura roja, las figurillas humanas son toscas en esta cultura y otras poseen pendientes y collares elaborados con pastillajes.