Los castillos son las construcciones más emblemáticas del feudalismo. Los castillos medievales son castillos antiguos, construcciones fortificadas militares que seguramente hemos visto en diversas películas o dibujos animados, pero que en realidad son reales. Estos castillos fueron construidos a lo largo de la historia como protección y defensa para los señores feudales y reyes a innumerables batallas de civilizaciones y naciones.

Castillos Medievales Famosos y sus Características

Los castillos medievales se empezaron a multiplicar a partir del siglo X hasta el siglo XV. Si bien es cierto que los castillos eran muy populares en la Edad Media, su origen es más antiguo y tiene precedentes en la Grecia clásica.

Los castillos medievales se caracterizan por ser recintos amurallados con torres altas, espesos y gruesos muros, fosos, puentes levadizos, murallas, portones, etc.

Si bien podían estar enclavados en los núcleos urbanos, lo común es que se situasen en lugares estratégicos, normalmente en puntos elevados y próximos a un curso de agua para su abastecimiento, desde donde pudiera organizarse la propia defensa y la de las villas que de él dependían.

Castillos Medievales Famosos y sus Características

Entre los principales castillos medievales encontramos a:

• Alcázar de Segovia
• Castillo Ashford
• Castillo Blair
Castillo de Bran
• Castillo de Cardiff
• Castillo de Chillon
• Castillo de Loarre
• Castillo de Praga
• Castillo de Sully
• Castillo de Warwick
• Castillo de Windsor
• Castillo Hardegg
• Castillo Heeswijk
• Castillo Himeji
• Castillo Hohenwerfen
• Castillo Puymartin
• Castillo Stahleck
• Castillos de Guimaraes
• Castillos de Saumur