Las ciudades medievales nacieron con la expansión agrícola iniciada en el siglo XI que generó prosperidad económica y favoreció los intercambios comerciales, que se realizaban en núcleos urbanos ya existentes, aunque despoblados desde el fin del Imperio Romano.

Nombres y Características de Ciudades Medievales

Las ciudades medievales estaban rodeadas de altas murallas para su protección, además de grandes puertas que permanecían abiertas durante el día, y cerraban por la noche. También destacaba la presencia de catedrales, ayuntamientos, Iglesias, palacios, calles estrechas, mercados, etc.

Entre las principales ciudades medievales encontramos a:

• Berna
Brujas
Carcassonne
• Cochem
Florencia
• Fougeres
• Kilkenny
• Krems an der Donau
Nuremberg
Praga
• Quedlinburg
Tallín
Toledo