Los parques de diversiones son un cúmulo de emociones que nos permiten volver a ser niños. Los principales atractivos pueden hacernos pasar un excelente rato junto a nuestros seres queridos. Es por esta razón que el post de hoy está dedicado a Fantasilandia, un parque de diversiones de Chile que fue fundado en 1978 dentro del Parque O’Higgins en la ciudad de Santiago de Chile.

Fantasilandia: Parque de Diversiones en Santiago de Chile

Era la década de los 70s y la fiebre de los parques de diversiones se iniciaba en país mapocho con los trabajos en el parque O’Higgins, el señor Gerardo Arteaga tuvo la afortunada idea de construir un parque de diversiones para toda su familia. Es así que el aquel de aquel entonces Patricia Mekis otorgó la concesión a 20 años para la construcción.

Después de este proceso el 28 de enero de 1978 el parque abrió sus puertas con solo 8 atracciones incluyendo la Montaña Rusa “Galaxia”, “Mansión Siniestra”, “Pulpo”, “Century 2000”, entre otros. A lo largo de los años el parque ha reemplazado muchos de sus juegos clásicos con entretenciones más futuristas como el “Tagada”, “Xtreme Fall”, “Boomerang” y Raptor.

La diversión se convirtió en el negocio perfecto y en diciembre de 2012 Fantasilandia trajo una nueva atracción llamada “Aire race”, conmemorando los 35 años de operatividad del parque. Luego de un año el S.D.C Galaxia rollercoaster estuvo cerrado debido a un accidente y también “El divertido Karting” también estuvo en para.

Fantasilandia: Parque de Diversiones en Santiago de Chile

Sin embargo la creatividad y el deseo de traer los mejores juegos mecánicos hicieron que dos años después Fansailandia comience a construir el “Moby Dick”, fabricado por Paseos de Cordura, el cual se inauguró oficialmente para el público en enero de 2015. Hace poco Fansatilandia comunicó a sus seguidores y público en general la apertura de su nueva atracción: “El tren Minero”.

Esta nueva atracción se perfila como el tren más largo de Sudamérica con una longitud de 785 metros y una increíble velocidad máxima de 48.4 Km/h construido por la empresa Vekoma.